No hay yo

por | Jun 14, 2018 | Explicaciones | 0 Comentarios

{

“El efecto que tienes en la vida de los demás es la moneda más valiosa que hay en el mundo” Jim Carrey

Nueva traducción, en esta ocasión de una entrevista realizada a Jim Carrey, en la cuál habla sobre su despertar espiritual y como ha conseguido volver a centrarse. Aquí os dejamos el enlace original como siempre.

Sr. Carrey, ¿alguna vez tuvo una epifanía espiritual?

Bueno, he pasado por muchos cambios en los últimos años y muchos descubrimientos, -y creo que podrías llamarlo despertares sobre cosas. Todo está tocado por eso, todo lo que estoy haciendo creativamente en este momento parece apuntar a la conciencia de una falta de yo. ¿Que somos? ¿Por qué estamos aquí? Y la respuesta a ambas preguntas es: nada, ninguna razón, en lo que a mí respecta. Solo se trata de jugar con la forma.

¿Qué crees que provocó esos despertares?

Supongo que solo llegaba al lugar donde tienes todo lo que todos han deseado y te das cuenta de que todavía eres infeliz. Y que todavía puedas ser infeliz es un shock cuando has logrado todo lo que siempre has soñado y más y luego te das cuenta, “Dios mío, no se trata de esto”. Y deseo que todos puedan lograr esas cosas para que puedan darse cuenta de eso.

{

Comprender el sufrimiento es el camino a la salvación porque una vez que lo entiendes, tienes compasión, y lo siguiente que sabes es que eres libre”

¿Es eso lo que te pasó?

Sí, seguro. No me pasó a mí. No hay yo. Pero sucedió. Y me empujó hacia darme cuenta de que no hay un individuo aquí. Solo hay energías

¿Energías?

Sí, ellas son yo. Me están hablando a mí, sean lo que sean, no importa cuán malas sean. He pasado por momentos realmente difíciles en los últimos años y no lo desearía a nadie, pero mi Dios, mi comprensión de la vida y lo que es real y lo que no es real se ha expandido exponencialmente debido a eso. Y mi capacidad para comprender el sufrimiento, que es algo valioso. Es el camino a la salvación porque una vez que lo entiendes, tienes compasión, y lo siguiente que sabes es que eres libre. Entonces, lo que sucedió después de esa realización fue esencialmente una energía muy desesperada y buena de querer ser amado y querer amar y de querer crear y ser admirado.

¿Es extraño mirar hacia atrás en sus películas después de haber tenido estas revelaciones? Debe ser como ver a otra persona completamente distinta.

Veo a alguien que pensó que era una persona, que estaba tratando de crear personajes, pero … ¿Cómo puedo decirlo? Haciendo el personaje de Andy Kaufman en Man on the Moon en 1999, por ejemplo, me di cuenta de que podía perderme en un personaje. Podía vivir en un personaje. Fue una elección. Y cuando terminé con eso, tardé un mes en recordar quién era. “¿Qué creo? ¿Cuál es mi política? ¿Qué es lo que me gusta y me disgusta? “Me tomó un tiempo y estaba deprimido volviendo a mis preocupaciones y mi política. Pero hubo un cambio que ya había sucedido. Y el cambio fue, “Espera un segundo. Si puedo dejar de lado a Jim Carrey durante cuatro meses, ¿quién es Jim Carrey? ¿Quién diablos es él?”.

¿Y qué descubriste?

Ahora sé que él realmente no existe. Él son solo ideas.

¿Qué quieres decir?

Si quieres hablar científicamente, descomponlo en un grupo de tetraedros que de alguna manera creen que están brillando. Pero son ideas, solo ideas. Jim Carrey fue una idea que mis padres me dieron. Irlandés-escocés-francés fueron ideas que me dieron. Canadiense fue una idea que me dieron. Tenía un equipo de hockey, una religión y todas estas cosas que improvisan esta especie de monstruo de Frankenstein, esta representación. Es como un avatar. Estas son todas las cosas que soy. Usted no es un actor o un abogado. Nadie es abogado, hay abogados, se practica la ley, pero nadie es abogado. De hecho, no hay nadie ahí.

Entonces, ¿nada es real?

Ya sabes, creo que lo haces tan bien como puedes, pero no, no creo que esto sea real.

Recientemente comenzaste a pintar. ¿Eso ayudó a aliviar estos cambios que has estado experimentando?

Sí. Para mí, es solo otra forma de crear. Sucedió, fue inspirado por corazones rotos, y he tenido algunos. Fue inspirado por eso, por la necesidad de expresar algo inmediatamente y no esperar a que un comité de luz verde o a que un guión sea perfecto o cualquier cosa de esas. “Aquí hay una idea, ni siquiera sé lo que significa todavía. Voy a pintarlo. Voy a esculpirlo. Y luego me dirá lo que significa dentro de un año”. Es solo una sensación fantástica.

Y estoy seguro de que no hará ningún daño exhibir ese trabajo también.

¡Y en Las Vegas de todos los lugares! (Risas). Me fuí a la antítesis absoluta del arte. Quiero estar en lugares accesibles para personas reales. Es posible que no puedan pagar la pintura, pero pueden verla. Estoy seguro de que haré las exposiciones de galería y todo eso, con suerte, en algún momento… Pero por ahora, realmente quiero que la gente vea cómo es para un artista sumergirse en la creación. Así es como sucedió con Jim & Andy: El Gran Más allá. Estuve hablando con Spike Jonze el año pasado sobre lo que se estaba abriendo para mí… Comenzamos a hablar sobre algunas imágenes entre bastidores de mi experiencia filmando Man on the Moon y convirtiéndome en Andy Kaufman, que luego convertimos en el documental. Entonces … No estoy encontrando papeles. Me están encontrando.

¿Crees que el Andy Kaufman en el que te convertiste para la película encontró algún tipo de felicidad al final?

Creo que estaba feliz en el momento en que estaba creando. Nadie puede ser feliz con una carrera. La carrera es lo que sea. Hay altibajos, hay cosas temporales que suceden, energías que suceden. Es difícil semánticamente hablar de dónde vengo a veces, pero estoy extremadamente satisfecho. En este momento, la sensación es que hay un gran aprecio y hay gran gratitud y emoción y un cuestionamiento sobre en qué se está convirtiendo esto. Este proyecto sucedió orgánicamente: el metraje nació de la alegría y la picardía y de honrar a un artista que era muy importante y extraordinario. Entonces, al honrar esa energía, rebelión, anarquía … Definitivamente hay una satisfacción allí, pero no es la mía. Simplemente es.