Caminos del Yoga

¿Qué son las sendas del Yoga y cuáles son las más importantes? ¿Quieres saber si estás recorriendo alguno o varios de ellos?

Lee atentamente esta entrada para descubrirlo.

Como expliqué, en la página “Yoga“, dar una definición es muy complicado, es por ello que tenemos tantas formas para definir lo mismo. El yoga también es definible como cualquier camino que nos lleve a la autotranscendencia, la iluminación (moksha, kaivalya, nirvana, satori, samadhi) o el reconocimiento propio del ser, liberándonos de la propia ignorancia y del sufrimiento.

Pero claro, encontrar esto no es tarea fácil, requiere una práctica espiritual, en nuestro caso es el yoga, pero en el yoga no hay una única senda para llegar al fin último, sino que existen diferentes caminos:

Caminos del yoga

1. Karma Yoga (Camino del servicio desinteresado)

Es uno de los principales caminos, y desde mi humilde opinión uno de los más fáciles de entender, pero difícil de aplicar. Trata, simplemente, de dar sin esperar nada a cambio, no esperar nunca el fruto de la acción. Esto ocurre cuando las acciones nacen desde el corazón, sin pasar por la mente, y dedicando los frutos a Dios, la naturaleza, el universo, el bien de la humanidad o de los seres vivos, etcétera.

Un practicante de Karma yoga también tiene presente que la acción puede ser una acción real o una no-acción, es decir, no hacer nada frente a algún hecho. Así mismo, entiende que esa acción pueda ser física, verbal o mental, y que cada acción reporta consecuencias de las cuales somos responsables.

2. Jnana Yoga (Camino del conocimiento)

Es el yoga del conocimiento, la sabiduría a través de textos tradicionales o sagrados, la escucha de maestros y, sobre todo, la indagación en el propio ser, como por ejemplo la autoobservación, la reflexión o incluso la puesta en común con diferentes practicantes. De esta forma el ego cae obteniendo una mente abierta, creativa, permitiendo ver la verdadera esencia de las cosas.

Un yogui avanzado en este camino, ha eliminado los obstáculos de su vida: el miedo, los condicionamientos, las limitaciones, las barreras y las máscaras de aparentar (barreras inconscientes de autoprotección) que muchos llevamos encima. De esta forma puede llegar a conectar y experimentar su propia naturaleza a través del intelecto, que es el que guía la mente. Sólo debemos saber discernir (lo que en yoga se llama Viveka) la realidad correctamente.

3. Bhakti Yoga (Camino de la devoción)

Se centra en la oración, cantos (kirtan), rituales (pujas), ceremonias, repetición de mantras (japas), ofrendas, para expresar el amor al Supremo, se dice que es el camino más directo, fácil y seguro de practicar para alcanzar esa unión con lo divino, porque es directo de corazón a corazón, o lo que es lo mismo, es amor puro. La mente en este caso no interviene en absoluto.

Un bhakta no elimina sus emociones, sino que las utiliza para canalizarlas hacia la devoción del ser Supremo, y así llegar a comprender la Verdad.

camino de la devocion

4. Raja Yoga (Camino del control de la mente)

Este camino del yoga busca encontrar esa comunión del ser con lo Supremo a través del control de la mente y los sentidos. Practicando pranayamas (ejercicios respiratorios), meditación y viviendo en un estilo de vida austero, a través de lo que denominamos yamas y niyamas (códigos de conducta individual y social). Patañjali es quien desarrolló este método explicado en los yoga sutras (textos de hace unos dos mil años aproximadamente).

5. Tantra Yoga (Camino del cuerpo)

Camino que utiliza el cuerpo mediante la práctica de asanas, pranayamas (ejercicios de respiración), procesos de limpiezas (kriyas), mudras (gestos), visualizaciones, rituales, relajaciones.

De esta forma conectas el cuerpo y la mente disminuyendo desequilibrios emocionales, buscando la ecuanimidad en la vida y a través de ello creas una unión del individuo con el resto de la energía cósmica. En occidente se ha maltratado mucho esta palabra relacionándola con el sexo.

Conclusión

Éstos son los caminos más importantes del yoga, están ahí para escogerlos, alguien puede dedicarse toda una vida a un solo camino o a varios, porque ninguno es excluyente del otro. Me gustaría dejar bien claro que todos los caminos conducen a la misma cima, al mismo propósito, el cual es, el reconocimiento del ser interior, para luego poder sentir la comunión con lo Supremo y, como siempre, no tiene porque ser Dios sino lo que tú quieras escoger: universo, naturaleza, conciencia universal, etc.

l

Reflexión

Recuerda que el yoga es un camino espiritual, no es una religión si tú no lo sientes así. Todo está bien, no hay nada mejor ni peor, al igual que no hay ningún camino mejor que otro. La senda que escojas será perfecta porque la has elegido tú y una vez que estés en ese camino dedícate a él con mucho amor.