Beneficios del yoga en el embarazo

por | Oct 4, 2018 | Explicaciones |

{

EL embarazo es la etapa de la vida en la cual dentro de un mismo cuerpo hay como mínimo dos corazones latiendo a la vez, ¿puede existir algo más bello?”  Laura Quirante

El embarazo es un de las etapas más intensas en una mujer. No hay actitudes prestablecidas de cómo se siente una embarazada, ya que cada persona y embarazo es único. Sólo hay una cosa que debemos hacer tanto las futuras mamis como las personas que las rodean: comprensión y empatía, y sobretodo, no juzgar.

Las que nos rodeamos de embarazadas frecuentemente nos damos cuenta que es muy habitual miedos, inseguridades, presiones sociales o familiares, y la mayoría coincide por eso en que la clase de yoga es ideal para poder compartir todo.

A medida que doy clases de yoga prenatal me doy cuenta de muchas cosas, entre ellas tres muy importantes:

  • Sienten soledad en el proceso e incomprensión, necesitan un espacio para poder permanecer como ellas lo necesiten.
  • Les falta información sobre lo que están viviendo y lo que va a llegar cuando nazca el bebé.
  • No confian en que son capaces de mantener la agilidad y la tranquilidad en toda la etapa, y sobretodo en el momento del parto.

Por estos motivos me gustaría explicar porque es beneficioso practicar yoga prenatal.

 Primros consejos para practicar yoga durante el embarazo

Estos tres consejos quizás son lo más importante para empezar un embarazo sano  y respetuoso con una misma y sobretodo con el bebé:

Consultar con tu ginecólogo de que puedes hacer yoga, sobre todo si tienes un embarazo complicado o cualquier otra patología.

Se aconseja practicar a partir de la semana 12, cuando ya se sabe que todo marcha con normalidad.

Informar al profesor de lo que creas necesario: si te encuentras mal, si tienes cualquier tipo de molestia en casa o durante la practica en clase. La comunicación es esencial.

¿Por qué prácticar yoga en el embarazo?

Nivel físico

Es obvio que practicar cualquier ejercicio siempre traerá una mejora a nuestra salud, siempre y cuando lo realicemos de forma correcta, por lo tanto, con el yoga obtenemos:

  • Agilidad, flexibilidad y elasticidad: Todas las posturas nos ayudarán a estar agiles y activas, como por ejemplo agacharse o atarse las bambas, siendo la mami independiente de los demás.
  • Mejorar malestares: a lo largo del embarazo nuestro cuerpo cambia no sólo externamente sino internamente. Debemos proporcionarle herramientas y ejercicios para ayudarlo a no sufrir o evitar sufrir lo mínimo: ciática, dolor lumbar, calambres etc..

Nivel emocional

Este es un de los mejores beneficios, si tu panorama emocional está equilibrado, el resto es más fácil de sostener.

  •  Aprender a relajarse para poder vivir esta maravillosa etapa con confianza, optimismo y sosiego. El yoga en general nos enseña a buscar la armonía, y en el embarazo es muy necesario encontrar ese espacio tanto dentro de la clase, que obviamente es más fácil, como fuera.
  • Conocerse y aceptar los cambios que vayan llegando. El autoconocimiento es esencial para poder aceptar que el cuerpo y la manera de pensar van a cambiar, no juzgamos si es mejor o peor, sólo que es un proceso natural y habitual del cambio. Todo se debe habituar a las nuevas circunstancias, pero siempre desde un clima de respeto y calma.
  • Contactar y compartir experiencias con otras mamis que se encuentran en el mismo proceso, casi todas tienen los mismos miedos, angustias, inseguridades, sentimientos, presiones de las personas de alrededor de lo que deberías hacer o dejar de hacer. He aquí la importancia de hacer grupo y red de apoyo.
  • Momento para conectar madre e hijo, es la cita de la mamá para darse cuenta de la evolución, de cómo se siente, de transmitir paz al bebe. Durante el día es muy difícil encontrar ese ratito de amor hacia una misma, y la clase es buen camino para sentir ese amor y cuidado propio para después brindárselo al bebé.

Conclusión

La vida es un camino apasionante, cada etapa tiene su experiencia para poder vivirla y sentirla como deseamos. El yoga nos otorga esa consciencia necesaria para saber qué camino escoger, libremente, y conocer la realidad más alineada y próxima a nosotros, aceptándola. Aceptar es muy difícil sobre todo cuando no nos gusta lo que está ocurriendo o ha ocurrido. Además, hoy en día es necesario crear una red de mujeres donde fluya la comunicación sin prejuicios, sentirse acompañada, comprendida en cada momento compartiendo la experiencia de crear vida.

Compartir mi tiempo con embarazadas es una de las cosas más bonitas que hago y me encanta.

l

Reflexión

 A través de la formación de yoga prenatal y postnatal, me he dado cuenta del gran tabú que sufrimos las mujeres y en el que nosotras mismas somos participes. También pienso que muchas mujeres hemos perdido el respeto y la empatía entre nosotras, todo por demostrar y aparentar en esta sociedad.

¿Vosotros pensáis igual?.