Formaciones: Filosofía y yoga con Naren Herrero

por | Feb 8, 2018 | Formación | 2 Comentarios

{

“La filosofía del Yoga solo sirve si hay algún tipo de práctica real detrás” Naren Herrero

¿Por qué decidí hacer el curso de filosofía y yoga con Naren Herrero?

Cuando hice la formación de profesora de yoga en Mandiram, Naren (creador del famoso blog “hijo de vecino“) nos visitó en varias ocasiones, y desde la primera vez que lo ví para mí era como un regalo cada vez que volvía a visitarnos. Explicaba todo lo complejo de una manera tan sencilla que era imposible no querer volver a escucharle. En el fondo sentía envidia sana de sus conocimientos sobre textos sagrados y mitología, además se notaba que lo vivía y lo tenía presente cada día de su vida.

Hoy por hoy, después de haber realizado el curso, no lo puedo considerar un profesor de yoga, lo considero más como un maestro, además de ser una bellísima persona. Mi primera motivacióń para hacer el curso era volver a tener su presencia cerca de mí, y aprender algo complicado como es la filosofía y la historia del yoga. Sí que es cierto que en casa puedes leerte todos los textos antiguos que quieras pero, desde mi experiencia, creo que antes es necesario que nos ubiquemos en el mapa para después poder navegar solos.

El curso

El curso estaba formado en 6 sábados con un horario de 9:00 a 14:00, esto era una de las mejores cosas, porque te da tiempo a disfrutar el fin de semana. La mayoría de las formaciones que he realizado son sábados y domingos enteros, y es de agradecer que tu mente tenga un respiro para asimilar la información.

Naren ideó el curso de forma que cada sábado explicaba un tema, e incluso el último día nos preguntó que queríamos aprender, los alumnos nos pusimos de acuerdo y se escogió el tema de mitología. Os prometo que escuchar a Naren hablando sobre mitología es un gustazo.

Del curso me gustó absolutamente todo, pero destacaré las partes que más he disfrutado de cada fin de semana.

{

Es necesario que nos ubiquemos en el mapa para después poder navegar solos.

Día 1: Historia del yoga

Dimos un vistazo a la historia del yoga en general, he de confesar que sentí un caos en mi mente porque piensas, “nunca voy a saber esto”. Pero estaba genial ver todo de manera global, de esta forma me di cuenta de lo que ha representado y representa hoy, de como se ha visto influenciado a lo largo de la historia y las etapas más importantes del yoga.

Un ejercicio muy chulo fue que días previos al inicio del curso, Naren nos pidió una imagen que representara lo que para nosotros era el yoga. (En “mi definición de yoga” podéis ver cual imagen escogí). En ese momento me dí cuenta de lo dispares que pueden ser las opiniones y la originalidad de cada uno de ellas.

Día 2: Filosofía Samkhya y la Bhagavad Gita

Ambos temas muy interesantes, y más el primero que lo desconocía completamente. Naren nos puso deberes para ese día, que eran buscar la palabra yoga o yoguis en la Gita, para después ponerlo en común en clase. Hubo otras tareas para interiorizar la palabra yoga y compartir nuestras diferentes formas de vivirlo. Salieron cosas superinteresantes, como siempre la gente no deja de sorprenderte.

Día 3: Sutras de Patañjali

Para cualquier amante del yoga es un tema que le apasiona. A mí especialmente me gustó mucho esa clase, porque no lo enfocó en los 8 pasos (es evidente que la mayoría de los que participábamos más o menos sabíamos lo que significaban), sino que explicó otras partes del libro más desconocidas, por lo menos para mí, comparándo cada sutra con diferentes comentarios e interpretaciones. A través de los sutras no solo aprendes yoga, sino que aprendes como funciona la mente, de esta forma, siempre puedes practicarlo fuera de la esterilla.

Día 4: Yoga medieval

Naren nos explicó ese día el Tantra y el Hatha yoga. El Tantra es cuando empieza a ocupar lugar el cuerpo sutil, las visualizaciones, los rituales y los mantras. Y sobre el Hatha yoga es cuando empiezan a haber asanas, pranayamas, mudras, bhandas y kriyas de purificación.

Mencionamos varios libros, por ejemplo el Dattatreya yogasastra, el cual es el primer texto en el que aparece la palabra hatha, la primera postura no sentada, y diez mudras. Pero más a fondo, lo posible en 5 horas, estudiamos el Hatha yoga Pradipika y el Gheranda Samhita.

Día 5: Bhakti yoga

Para mí fue la clase más especial, se habló del yoga devocional. Fue increíble observar y escuchar como Naren vive su propia devoción. Al final me di cuenta que con deidades o sin, todos buscamos lo mismo, conectar con algo que está por encima de nosotros. A mí me sirvió, para quitarme prejuicios e inspirarme del resto, ver que cada uno a su manera se ha montado su propio sistema para transcender y conectarse con lo supremo. Mi ritual a día de hoy no cuenta con ninguna deidad, no siento ninguna necesidad de ello, utilizo una foto de mis abuelos cada vez que hago mi autopráctica o cuando necesito sentirme recogida y abrazada por este mundo.

Día 6: Último día

Hicimos un repaso de toda la historia, que quedó evidentemente mucho más clara que al principio. Y profundizamos en el libro Vijnana Bhairava Tantra, además de poner en práctica alguna de las técnicas explicadas en él. También dimos repaso a la mitología, que cada vez me fascina más, son historias llenas de simbolismos de la vida. Naren como he mencionado lo explicaba genial, con humor, y al final te imaginabas la historieta en tu mente.

Para celebrar la dramática finalización del curso, Naren trajo su instrumento para cantar mantras y comimos juntos con platos hechos con amor en casa, así compartimos un buen rato.

Conclusión

Por último me gustaría recomendar este curso a todos los amantes del yoga, no hace falta ser profesor ni nada por el estilo, solo hace falta ganas de aprender. Además, Naren se desvive por cada pregunta que le hagan tanto dentro de clase como fuera, siempre tiene una respuesta para ayudarte. Yo no solo me llevo muchos conocimientos, aunque soy consciente que me faltan muchísimos más, sino que también me llevo experiencias que sé que son difíciles de revivir. Y por último, me llevo una reafirmación de que cada día me gusta más el yoga en todos sus aspectos, quizá más fuera de la esterilla que dentro.

l

Reflexión

¿A lo largo de tu vida hay alguna persona que te haya inspirado o que te haya hecho conectar con algo que no sabías de ti?

Seguro que sí, siempre nos encontramos personas que dejan una impronta en nosotros, en mi caso fue desde el primer día que escuché hablar a Naren. Espero que haga la segunda parte del curso, que creo que es la quinta vez que se lo pido, y sé que no soy la única que se lo está pidiendo.